Lima. La nueva planta de licuefacción de gas natural licuado (GNL) de Perú embarcó su primer envío del combustible hacia el norte de México, dijo el jueves la española Repsol YPF en un comunicado.

El buque Barcelona Knutsen, con capacidad para 173.000 metros cúbicos de GNL, se dirige con la primera carga a la terminal Costa Azul en Baja California.

Repsol YPF tiene un 20% de participación en el proyecto y es responsable de la comercialización de todo el GNL producido por la planta de Peru LNG, que empezó sus operaciones a inicios de este mes.

Repsol tiene un contrato con la Comisión Federal de Electricidad de México para entregar suministro de GNL por 15 años a la terminal de regasificación en el puerto de Manzanillo, cuya puesta en marcha está prevista en el cuarto trimestre de 2011.

Incluyendo el Barcelona Knutsen, seis buques han sido asignados a Peru LNG. El buque Sevilla Knutsen se espera que haya llegado a la planta el 21 de junio, según la empresa seguidora de tráfico naviero AISLive.

Peru LNG tiene capacidad para producir 4,4 millones de toneladas por año de GNL. La estadounidense Hunt OIl tiene un 50% de participación en el proyecto. Otros accionistas son SK Energy de Corea del Sur y la japonesa Marubeni.

La planta de Peru LNG, con capacidad de aproximadamente 4,5 millones de toneladas por año, congela el gas natural a -160 grados, reduciendo el volumen unas 600 veces para facilitar su almacenamiento y transporte.