Con un potencial de negocios de cerca de US$16 millones, un total de 26 empresas nacionales relacionadas a la industria turística cerraron su participación en la feria World Travel Market 2016 (WTM), considerada una de las más importante del sector en el mundo.
 
La feria se realizó en Londres en el mes de noviembre, según un estudio realizado por Promperú. 

De esta forma, el Perú tuvo una importante oportunidad para mostrarle al mercado británico e internacional lo mejor de su oferta turística, concretar negocios e invitar a los profesionales de la llamada ‘industria sin chimeneas’ y a la prensa internacional especializada en viajes a que conozcan nuestro país.
 
Como parte de las acciones de Promperú durante el encuentro se presentó un stand ubicado estratégicamente frente al pasillo principal, que contó con material de promoción turística y que mostró nuestras maravillas a la gran audiencia de WTM a través de una plataforma de realidad virtual. 

Un elemento clave en la promoción como destino fue nuestra gastronomía, con degustaciones de platillos peruanos, como cebiches y tiraditos, sin dejar de lado al Pisco. 
 
Se estima que durante el 2017 más de 10.000 visitantes llegarán a nuestro país solo por las actividades de promoción realizadas en el marco de la feria World Travel Market.
 
Hay que destacar que el WTM reúne cada año a más de 50.000 profesionales de turismo, 5.000 expositores de 182 países y a 3.000 medios de prensa internacionales. 
 
Mercado potencial. De acuerdo al Perfil del Turista Extranjero 2015, elaborado por Promperú, el año pasado el turista procedente de Reino Unido tuvo un gasto promedio de 2.079 dólares (más del doble del promedio que es 994 dólares). En total, el arribo de turistas británicos durante el 2015 generó US$128,6 millones de divisas al Perú. 
 
En ese sentido, el inicio en mayo de este año de los vuelos sin escalas entre Lima y Londres a través de la aerolínea British Airways, representa una enorme oportunidad para ampliar nuestras posibilidades de captación de viajeros en el mercado británico, así como en el resto de Europa.