Lima. El programa de perforación realizado por la minera canadiense Macusani Yellowcake durante este año, arrojó el descubrimiento de alto grado de uranio en su proyecto Kihitian, que está ubicado en la meseta de Macusani, en el departamento de Puno.

“En base a los resultados obtenidos hasta la fecha, seguimos optimistas de que la propiedad Kihitian nos ayudará a definir la meseta Macusani como un distrito con contenido significativo de uranio", señaló el presidente de la firma norteamericana, Peter Hooper.

El actual programa de perforación seguirá probando dos zonas más profundas de la propiedad tomando en consideración que los resultados encontrados hasta el momento serían una extensión de la zona superior que tiene alto contenido de uranio, según informó la Agencia Andina.

El programa de perforación fue diseñado para testear la continuidad y el grado de mineralización de uranio en un horizonte poco profundo de cinco a 25 metros de espesor (nivel A) en una zona de secuencias piroclásicas.

Un horizonte similar, pero más grueso (nivel B) fue hallado a 75 metros de profundidad, el cual ha sido interceptado a la fecha con dos pozos, uno de los cuales tiene alto grado de mineralización.