Lima. Los trabajadores de Cerro Verde, una de las principales cupríferas de Perú, suspendieron este martes su plan de realizar una huelga indefinida en demanda de mejoras laborales, dijo un líder sindical.

Los mineros de Cerro Verde, controlada por Freeport-McMoRan Copper & Gold Inc., tenían previsto paralizar sus labores este miércoles para reclamar una mayor porción de las utilidades de la empresa y mejores condiciones de trabajo.

"Se terminó aceptando la suspensión de la huelga por dos meses (...) se ha dado el voto de confianza que la minera ha pedido", afirmó Leoncio Amudio, jefe del sindicato de Cerro Verde, en una conversación telefónica con Reuters.

Los trabajadores acordaron dar un plazo de dos meses a la minera para que concrete algunos puntos del convenio colectivo, como un plan de salud familiar, que según Amudio están atrasados.

Cerro Verde, que opera una mina en la sureña ciudad de Arequipa, produjo 308.370 toneladas del metal rojo en 2009, según datos del Ministerio de Energía y Minas.

"Este fin de semana y ayer (lunes) hubo algunas reuniones entre la empresa y los trabajadores (...) se ha generado la posibilidad de que se nos dé la información que se requiere para una auditoría", había dicho previamente el líder gremial.

Amudio precisó, además, que durante esos dos meses una auditora de renombre se encargará de revisar el plan contable y tributario de la firma, "para tener claro si lo que han hecho está correcto o no".

Las leyes del país andino estipulan que las empresas mineras repartan 8% de sus utilidades entre sus trabajadores.

Cerro Verde dijo en un comunicado al regulador que "ha cumplido con distribuir las utilidades legales de acuerdo con la ley peruana y compensado a nuestros trabajadores de acuerdo los términos del convenio colectivo suscrito con nuestros trabajadores".

De haber seguido adelante con su plan de huelga, los trabajadores de Cerro Verde se habrían sumado a los de Shougang Hierro Perú, la unidad aurífera Antapite de Buenaventura y la mina de cobre Cobriza de Doe Run Perú, quienes paralizaron sus faenas en demanda de mejoras laborales.

Asimismo, la federación de trabajadores mineros del país andino anunció en la víspera que prevé lanzar una huelga nacional indefinida el 30 de junio, para presionar nuevamente por mejoras laborales y leyes para el sector cuya aprobación está pendiente desde hace más de dos años.

Perú es un importante proveedor mundial de metales, por lo que la minería es uno de los pilares de su economía.

La nación sudamericana es la segunda productora mundial de cobre, la primera de plata y la sexta de oro.