Lima. La zona peruana de Nazca ha registrado una merma en su turismo en el último tiempo, debido a la inseguridad que representa visitar dicho lugar por los constantes accidentes aéreos que han ocurrido, lo que ha ahuyentado la visitas de los turistas.

Los habitantes de la zona ven con preocupación el hecho, ya que es su principal fuente de ingresos.

José Luis Gutiérrez Cortés, alcalde de Vista Alegre, indicó que "en los últimos 12 meses todo ha cambiado en el aeródromo de Nazca: de 43 avionetas que prestaban servicio a los turistas en sobre vuelos, hoy sólo hay 10 avionetas (…) en Nazca ya no opera el taller de mantenimiento de avionetas, porque todo este servicio se realiza ahora en Pisco".

Según se consigna en el Correo de Perú, Gutiérrez, también manifestó que " lo peor es que ahora los sobrevuelos se inician en Pisco y terminan en Pisco; es decir, el turista viene casi 'secuestrado'. Antes podía divertirse, pasear, comprar artesanías en Nazca; hoy no lo hace porque sólo hay sobre vuelos de ida y vuelta".