Lima. Perú requiere de aquí al 2021 una inversión de US$32.987 millones para cubrir su déficit energético, cifra que representa el 37,5% del total de lo requerido en infraestructura, informó la Asociación para la Infraestructura Nacional (AFIN).

"La ejecución de los proyectos energéticos es una prioridad y, dentro de ellos, los vinculados con el sistema de trasmisión de energía, a fin de garantizar la seguridad del servicio", señaló.

La AFIN destacó el Plan de Transmisión 2013-2022 elaborado por el Comité de Operación Económica del Sistema Interconectado Nacional (aprobado el 8 de enero de 2013), que identifica las necesidades de equipamiento para mejorar la capacidad del sistema y la ejecución de proyectos vinculantes.

El plan establece un cronograma de acciones y contempla una inversión para ello de US$1.240 millones, que incluye la transmisión de 500 kilovatios en las líneas en fase de ejecución de Mantaro, Marcona y Socabaya, la cuales conectan el centro y sur del país.

La red entrará en operaciones en caso de que deje de funcionar alguno de los dos enlaces que funcionan en la actualidad de 220 y 550 kilovatios, respectivamente.

El Plan de Transmisión 2013-2022 contempla, además, 14 proyectos no vinculantes, es decir, reforzadores del sistema de transmisión, cuya inversión global se estima en US$773 millones, y que deben entrar en operación entre 2018 y 2022.

Según AFIN, también está previsto enlazar el Sistema Eléctrico Interconectado Nacional (SEIN) con sus similares de Ecuador, Brasil, Bolivia y Chile.