Lima, Andina. El presidente del Consejo de Ministros, Salomón Lerner Ghitis, indicó que las negociaciones con el sector minero para la aplicación de un impuesto a las sobreganancias, tiene como fin que el flujo de inversiones continúe, e incluso en mayores montos que en los últimos años.

Refirió que las negociaciones se llevan en base a dos principios: la actitud amigable, y la competitividad que debe seguir teniendo el país.

Por su parte, el titular del Ministerio de Energía y Minas (MEM), Carlos Herrera, señaló que en las negociaciones se ha trazado un modelo base para el diálogo con las empresas mineras, donde “aquello que el Estado decida” tiene que tener en lo posible consenso y racionalidad.

“Y en los plazos nos hemos puesto dos reglas: lo más pronto que se pueda y que no haya menoscabo en la calidad de lo que se haga”, subrayó Herrera.

A su turno, el ministro de Economía y Finanzas, Miguel Castilla, señaló que el trabajo que se realiza es técnico para definir cual es la carga impositiva que tiene el sector minero.

“A partir de esa definición conjunta técnica, es que vendrá un proceso de conversaciones con el sector minero, salvaguardando los intereses del Estado, como es poder hacerlo copartícipe al Estado y en particular al gobierno central, sin que esto melle la competitividad del sector”, dijo Castilla.