Lima. El Ministerio de Energía y Minas (MEM) aprobó una resolución ministerial que declara en situación excepcional al Sistema Eléctrico Interconectado Nacional (SEIN) hasta el 31 de marzo del presente año debido a las fuertes lluvias en la sierra y selva, que vienen afectando la operación de algunas centrales de generación.

El viceministro de Energía, Luis Ortigas, indicó que una situación excepcional es aquella situación temporal en la cual no sea posible asegurar el abastecimiento de energía eléctrica en el SEIN, o en parte del mismo, con los parámetros operativos normales, como son los factores climatológicos señalados.

"Durante este estado de excepción se permitirá que por un tiempo corto, las líneas de transmisión eléctrica puedan pasar un poco más de energía de lo que normalmente se registra", indicó.

En tanto precisó que debido a factores climatológicos ocurrieron muchos problemas en el sur peruano, donde algunas líneas de transmisión fueron afectados por rayos ocurridos durante los días de intensa lluvia.

Según la legislación vigente, una situación excepcional deberá ser declarada por el MEM a solicitud Comité de Operación Económica del Sistema Interconectado Nacional (COES – Sinac) debidamente sustentada.

Al amparo de ello, el COES solicitó al MEM declarar situación excepcional en el SEIN hasta el 31 de marzo y para ello presentó un informe con el sustento respectivo.

Durante el período de situación excepcional, el COES podrá programar y operar en tiempo real con nuevos valores de referencia para tensión y frecuencia, que excedan a las tolerancias normales.

Además podrá superar los límites normales de carga de los equipos e instalaciones y dejar de asignar reserva rotante para regulación de frecuencia.

Todo ello a fin de procurar el abastecimiento oportuno a los usuarios y minimizar los efectos de dicha situación excepcional, manteniendo un adecuado balance respecto al riesgo de que se ocasione perturbaciones mayores al SEIN.

La norma lleva la firma del ministro de Energía y Minas, Jorge Merino, y cuenta con la opinión favorable del viceministro de Energía, Luis Ortigas, y del Director General de Electricidad del MEM.