Lima. La planta de Generación Térmica de Ciclo Combinando a Gas Natural, que construye Fénix Power Perú en la localidad de Chilca, al sur de Lima, generará el 10% de la demanda energética que requiere el país para su crecimiento, manifestó este miércoles su gerente general, Ernesto Córdova.

Además detalló que de acuerdo a las proyecciones de crecimiento económico del país, para los próximos seis años se va a requerir nueva producción de energía.

“Para ello necesitaremos que se concreten todos los proyectos que están contemplados, y uno es el de Fénix Power Perú que en un solo año incrementará la oferta en 10%”, dijo.

En tanto recordó que la planta que Fénix Power Perú construye en Chilca a un costo de US$700 millones tiene una capacidad de 520 megavatios (Mw), de los cuales la empresa ha logrado contratos de suministro por 350 Mw.

Sus clientes son Distriluz y Luz del Sur con los cuales suscribió contratos de venta de energía por diez años, a la primera la empezará a abastecer a partir del 2013, mientras que a la segunda a partir de enero del 2014.

Córdova señaló que además están negociando con empresas de otros sectores para asegurar la venta de toda la producción de la energía.

“Tratamos de tener una variedad de contratos de largo y mediano plazo, y ventas spot, aunque debemos dar seguimiento a la evolución de los mercados para optimizar la empresa”, manifestó.

En tanto, manifestó que según el Comité de Operación Económica del Sistema Eléctrico Interconectado Nacional (COES-Sinac), la proyección de la demanda eléctrica entre el 2010 y el 2016 crecerá a un ritmo de 9% anual.

Es decir, la capacidad instalada de producción eléctrica en Perú se duplicaría en seis años y superaría los 10.000 Mw.

El plan de obras de generación de energía eléctrica del 2010 al 2016 considera proyectos que totalizan una potencia instalada de 4.716 Mw, lo cual contribuirá a duplicar la capacidad de la producción eléctrica en Perú.

Fénix Power Perú construye una planta termoeléctrica de ciclo combinado que funcionará con gas natural (el combustible fósil más limpio que hay disponible actualmente en la industria) y vapor de agua, es decir, operará con dos turbinas de gas natural y una de vapor.

La planta está ubicada en el kilómetro 64 de la carretera Panamericana Sur en el centro poblado menor Las Salinas en Chilca.