La nueva ministra de Energía y Minas, Rosa Ortiz Ríos, informó que viajará a Pichanaki, región Junín, para participar personalmente en el proceso de diálogo y explicar a la población que una de las mayores preocupaciones del gobierno es el respeto al medio ambiente.

Al subrayar que los conflictos sociales traban las inversiones, un aspecto central de su gestión –dijo- será reforzar el diálogo con las comunidades, para hacerles saber que la nueva tecnología en las industrias extractivas respeta el medio ambiente.

En ese sentido, hizo un llamado a los dirigentes del frente de defensa ambientalista de esa localidad, para mostrar mayor disposición al diálogo, y no solo exijan, sino también sepan escuchar.

"La idea es acudir a la zona, no hay mejor cosa que el diálogo directo, franco y abierto (...) lo que les pediría básicamente es que tengan disposición al diálogo, saber escuchar también, dialogar es hablar, pero también escuchar", afirmó en sus primeras declaraciones a la TV Perú.

Anotó además que otro punto de su agenda será fomentar las inversiones, para que los proyectos extractivos no se detengan, y pueda reactivarse la economía, con más inclusión social.

Ortiz Ríos indicó que pese al contexto internacional, de baja en el precio de los minerales, Perú sigue siendo un destino importante para las inversiones.