Lima. Perú ha otorgado un descuento del 30% en los costos de operación en puerto Ilo para la carga boliviana de importación y exportación, reveló el ministro boliviano de Obras Públicas, Servicios y Vivienda, Milton Claros. Se revisan otras tarifas, pero para Bolivia es un gran avance.

“Uno de los compromisos más importantes es que se ha suscrito un convenio entre la ASP-B y Enapu para que la carga boliviana que llegue al puerto de Ilo tenga un descuento del 30% en los costos de operación, esto es muy importante porque nos va a permitir ser más competitivos en el tema de costos”, señaló la autoridad en una entrevista con la radioemisora estatal Patria Nueva.

Dos comisiones de ambas naciones lideradas por Claros y su par peruano de Transportes y Comunicaciones, Edmer Trujillo, se reunieron esta semana para avanzar en la consolidación de la migración de la carga boliviana a ese ancladero.

En ese marco, la Administración de Servicios Portuarios – Bolivia (ASP-B) y la Empresa Nacional de Puertos del Perú (Enapu) suscribieron un acuerdo en el que también se fijan compromisos para una tarifa preferente para la carga boliviana, rapidez en el despacho y almacenaje adecuado.

Los empresarios bolivianos ya estrenaron Ilo con 17.000 toneladas de importación en abril "reduciendo costos, tiempos y rompiendo los esquemas del lado chileno”, donde “la carga boliviana no tiene un buen tratamiento”, dijo el ministro Milton Claros.

Claros precisó que el descuento “tiene que ver con el costo de operación en el puerto” puesto que en “el resto todavía estamos haciendo una valoración”.

Aseguró, además, que los empresarios bolivianos que ya estrenaron Ilo con 17.000 toneladas de importación en abril “han podido reducir costos, reducir tiempos y que es la mejor alternativa que tenemos ya rompiendo los esquemas del lado chileno”, donde “la carga boliviana no tiene un buen tratamiento”.

Si bien los costos son aún más competitivos en la ruta chilena, el tránsito ininterrumpido por las buenas condiciones de las carreteras y el nuevo Centro Binacional de Atención en Frontera (Cebaf) de Desaguadero permiten reducir “significativamente” los tiempos y por ende los costos.

Con la reducción de costos, definitivamente las condiciones son muy óptimas y favorables para que la carga boliviana se pueda consolidar en el puerto de Ilo, destacó Claros.

Los trámites para migrar la carga boliviana a Ilo son parte de un plan integral que está enfocado en el tren bioceánico que busca unir el puerto de Ilo (Perú) con el de Santos (Brasil).

La primera tarea es colmar la capacidad del puerto existente para que cuando se concrete el proyecto ferroviario se construya otro megapuerto. Para ese entonces, los trámites aduaneros, de migración, de traslado de carga en frontera y otros, según las previsiones de ambos gobiernos, ya estarán zanjados.