Lima. La Región Piura tiene un potencial de 81 mil pequeños productores agropecuarios que califican para acceder a los créditos que otorga el Banco Agropecuario (Agrobanco), a través de su estrategia de profundización financiera, anunció su presidente, Enrique Díaz Ortega.

Indicó que esta entidad viene trabajando para llevar la oferta crediticia del banco a ese universo, con el respaldo de los gobiernos locales, en alianzas comprometidas para impulsar el desarrollo agropecuario de Piura.

“La estrategia para este propósito es la promoción de la asociatividad de los productores para generar economías de escala, acceso a mercados de manera organizada y también para que puedan acceder a los fondos concursables que tiene el ministerio de Agricultura y Riego, a través de Agroideas”, señaló.

Díaz Ortega, señaló que existen 32 mil productores en situación regular y articulados a un mercado que tienen el camino expedito para acceder a los recursos que otorga el Agrobanco para financiar la campaña agrícola, compra de tierras, ganadería, maquinaria agrícola entre otras necesidades.

Agrobanco colocó en Piura créditos acumulados por 216 millones de nuevos soles (más de US$69 millones) que habilitaron más de 14 mil hectáreas de cultivos diversos como algodón, arroz, banano orgánico, limón, mango, maíz amarillo duro, café orgánico, engorde de ganado, entre otros.

En la presente campaña maneja una cartera de 73 millones de soles (más de US$23 millones) y atiende a 2.600 clientes, ubicados especialmente en las provincias de Piura, Sullana, Morropón y Huancabamba.

Convenios

Asimismo, el titular de Agrobanco firmó convenios de cooperación con el Gobierno Regional y la Municipalidad Provincial de Piura, a través de los cuales se articularán esfuerzos para identificar y calificar productores de toda la región a quienes se pueda otorgar créditos especiales de profundización financiera.

También con los municipios distritales de La Matanza y Morropón y la Asociación de Productores (Asprosol), en el marco de los cuales se entregaron las primeras 15 órdenes de pago de créditos designados a financiar campaña agrícola y compra de maquinaria.