Una corte de apelaciones de Perú revocó una prohibición que impedía a la constructora brasileña Odebrecht vender su proyecto de irrigación Olmos a un consocio integrado por la canadiense Brookfield y la francesa Suez, dijo el lunes del Poder Judicial.

La prohibición, ordenada por una procuradora del Estado que fue despedida en julio, había detenido la operación acordada en noviembre entre Odebrecht, Brookfield y Suez.

El freno a la venta de Olmos, ubicado en la región norteña de Lambayeque, perjudicaba el pago de la reparación civil a favor del Estado y podría generar la ruptura de la cadenas de pagos de Odebrecht, dijo el Poder Judicial en un comunicado.

Un representante de Odebrecht en Lima declinó hacer comentarios sobre la operación del proyecto de irrigación.

Odebrecht busca deshacerse de algunos activos en Perú para afrontar el pago de reparaciones civiles por un escándalo de corrupción y obligaciones con sus acreedores.

La constructora firmó en agosto un acuerdo con un grupo liderado por la firma China Three Gorges Corporation para vender la tercera hidroeléctrica de Perú en US$1.400 millones. Pero el grupo chino quiere cerrar la operación con la condición de que la planta de energía esté limpia de deudas.

La firma brasileña enfrenta una investigación por corrupción en varios países de América Latina, tras confesar que pagó sobornos para ganar obras públicas. En Perú admitió pagos por unos US$29 millones entre el 2005 y el 2014.