Lima. El Gobierno peruano planea licitar la construcción y concesión de un gasoducto en el sur del país, una obra que demandaría una inversión de US$1.800 millones, en una ruta similar a la de un proyecto en manos de la brasileña Odebrecht.

El ministro de Energía y Minas, Jorge Merino, afirmó que el gasoducto nacerá en las reservas de gas de Camisea en la selva del país hasta la costa en la región sureña de Ilo, pasando por las regiones de Cusco y Arequipa.

Según fuentes del Gobierno consultadas por Reuters, el Gobierno decidió lanzar la licitación de "Gasoducto Sur Peruano" ante la demora del plan de Odebrecht y porque busca asegurar el suministro de electricidad en el país.

"El proyecto del Gasoducto del Sur tiene un enfoque de emergencia nacional", dijo Merino en una conferencia de prensa.

El anuncio podría complicar los esfuerzos de Odebrecht para construir su propio gasoducto, retrasado a la espera de garantías en el suministro de gas y de la firma con el Gobierno de una adenda que le otorgue también a la firma brasileña la concesión para transporte de líquidos de gas.

El ministro Merino afirmó que el país no puede depender del único gasoducto que existe actualmente, que nace en los campos de Camisea y llega hasta la ciudad Lima, en el centro costero de la nación sudamericana.