Perú presentó la tasa de morosidad más baja de la región y cerró el primer semestre de 2010 con un nivel de 1,8%, mientras el resto de los países de la región se sitúan en un promedio superior al 2,5%, sostuvo un informe del Scotiabank.

Si bien Perú ha experimentado un desempeño con una leve alza en la tasa de morosidad en los últimos meses, continúa siendo la más baja de la región, de acuerdo a Mario Guerrero, analista de estudios económicos de Scotiabank.

La razón de ese leve incremento se explica por una expansión del crédito en el mercado peruano.

Para la región, en tanto, Guerrero señaló que la tasa de morosidad experimenta un desempeño descendente en Colombia y México y un moderado avance en Perú y Chile. Brasil, en tanto, registra un comportamiento estable, con alrededor del 5% de morosidad.

En el caso de Chile la morosidad continuó en aumento reflejando el mayor riesgo crediticio producto de los efectos regionales del terremoto, la pérdida de empleos y los daños en las viviendas, de acuerdo a Andina.