Lima, Andina. El presupuesto para concluir todos los aspectos y detalles del Tren Eléctrico en todo su recorrido está completamente garantizado y se está trabajando en todos los distritos por igual, sin ningún tipo de discriminación, aseguró este miércoles el presidente de la Autoridad Autónoma del Tren Eléctrico, Oswaldo Plasencia.

Fue al responder los cuestionamientos del alcalde de San Juan de Miraflores, Adolfo Ocampo, quien en una nota enviada a los medios de comunicación afirmó que las obras de este sistema de transporte entre Villa El Salvador y su distrito están paralizadas y abandonadas, y que todo obedece a un criterio de discriminación.

“No entiendo de dónde sale esa versión. El presupuesto está garantizado porque si vamos a inaugurar (la obra) el 11 de julio no nos puede faltar el dinero”, dijo y agregó que las áreas verdes afectadas por la obra también han sido restituidas.

“Este tema va más allá del aspecto de las áreas verdes. Por la falta de un árbol, no se puede cuestionar una obra de infraestructura que es un récord mundial pues ha sido construida en 15 meses, dijo el funcionario.

Por el contrario, señaló que el Metro de Lima, como ningún otro del mundo, cuenta con servicios higiénicos en todas sus estaciones y sus detalles han sido muy bien cuidados, hasta los pisos especiales para las personas con discapacidad.

Indicó que los trabajos tienen actualmente un avance del 98% y lo que resta son solo pequeños detalles como pintado y otros mínimos.

Se retirarán micros. De otro lado, Plasencia informó que se está trabajando con la Municipalidad de Lima el retiro de las líneas de transporte público que cubren la misma ruta del Tren Eléctrico a, por lo menos, 400 metros de distancia a cada lado.

Anotó que la idea es que estas empresas de transporte se conviertan más bien en alimentadores del Tren Eléctrico.

Un estudio realizado hace algunos meses reveló que serían unos mil 200 microbuses los que tiene que ser desviados. Sin embargo, según Plasencia, esa cifra tiene que ser actualizada aún.

Respecto a la estación del tren construida en el distrito de San Borja, el funcionario señaló que sí entrará en operación como todas las demás. Anotó que si bien en un primer momento hubo oposición de los vecinos, ahora que estos la han visto han cambiado su percepción y están de acuerdo.

Atención de 06.00 a 23.00 horas. El funcionario señaló que el Metro de Lima prestará servicios desde las 06.00 a 23.00 horas, a una tarifa general de un sol con 50 céntimos, pero también se establecerán una tarifa media y una escolar, como en cualquier sistema de transporte público.

“A partir del 12 de julio, cuando se entregue la obra al concesionario operador, habrá una etapa de pruebas de unas tres semanas aproximadamente que servirán para corregir las deficiencias que pudieran presentarse”, manifestó.

Luego vendrá un periodo similar de pruebas con público. Durante las primeras semanas se invitará a grupos seleccionados de pasajeros, como escolares, universitarios y adultos mayores, a fin de que se familiaricen con el sistema que será similar al empleado en El Metropolitano, con tarjetas electrónicas.

Posterior a ello –dijo- habrá un servicio masivo gratuito para el público en general hasta el mes de octubre, cuando ya empiece el servicio pagado, indicó Plasencia.

Indicó que durante todo ese tiempo se hará una amplia campaña de difusión y educación para que la gente aprenda a usar este nuevo sistema de transporte.

El Tren Eléctrico comenzará a operar con los cinco trenes existentes que son antiguos, pero que no nunca han sido usados comercialmente. Estos han sido completamente modernizados y potenciados, anotó.

El titular de la AATE detalló que para establecer una frecuencia de un tren cada seis minutos se necesita un total de 15 trenes y que el concesionario traerá un total de 11 a partir de diciembre del próximo año.

Con los primeros cinco trenes se calcula que se transportará a unos 80 mil pasajeros diarios y con los 11 adicionales se llegaría a 180 mil personas.

Respecto al subsidio del Estado a este medio masivo de transporte, Plasencia afirmó que para nadie es un secreto que recibirá ayuda, como sucede en otros países del mundo.

“Lo que sucede es que los beneficios de este sistema no son considerados en los estudios técnicos, pero en realidad son muy importantes, como una disminución en la contaminación ambiental”, aseveró.

Mencionó asimismo que si el Perú pierde anualmente dos millones de dólares por los problemas en el transporte y todo el sistema del Tren Eléctrico cuesta unos seis millones, eso significa que en tres años ya se habrá recuperado la inversión con todo el ahorro que se generará.

Plasencia formuló estas declaraciones luego de asistir a la presentación del material elaborado con el Ministerio de Educación, que se difundirá entre los escolares y toda la comunidad educativa de Lima la llamada “Cultura Metro”, orientada a enseñar el buen uso de este nuevo medio masivo de transporte.