El Perú es un país minero, que duda cabe, y en ese marco el Ministerio de Energía y Minas (MEM) ha previsto inversiones por US$20.819 millones entre el 2018 y 2022, monto que representa el 35,6% de la cartera total de nuestra nación en este sector productivo (US$58.507 millones).

Precisó de los US$58.507 millones del monto global de inversión, hasta el 2017 se ejecutaron US$3.850 millones (6,6%), quedando US$54.657 millones (93,4%) por invertir, los que se ejecutarían entre el 2018 y 2027.

En ese sentido, en el 2018 se espera una inversión ascendente a US$2.154 millones, lo cual representa el 10% del total de inversiones a realizarse en el periodo 2018-2022.

Esto se debe a que, en dicho año, tres proyectos estarían culminando su construcción, a la vez que otros nueve estarían iniciando construcciones.

Por su parte, se tiene previsto que el 2021 sea el año de mayor inversión durante el periodo 2018-2022 con un monto de US$6.522 millones que representa un crecimiento de 40% respecto al año anterior. 

Próximo año. A su vez, en el 2019 se tiene proyectada una inversión de US$2.929 millones, significando un incremento de 36% respecto del año anterior. 

En dicho año, cinco proyectos más estarían iniciando construcciones, los que sustentarían dicho resultado.

Las inversiones proyectadas para el 2020 continúan la tendencia creciente con US$4.668 millones, significando un crecimiento de 59% respecto al año anterior.

Si bien solo cuatro proyectos iniciarán construcciones en dicho año, el crecimiento sostenido de las inversiones anuales de proyectos importantes como Quellaveco, Pampa de Pongo, Mina Justa y Ampliación Toromocho sustentarían el resultado.

Bicentenario. Por su parte, se tiene previsto que el 2021 sea el año de mayor inversión durante el periodo 2018-2022 con un monto de US$6.522 millones que representa un crecimiento de 40% respecto al año anterior. 

Este resultado favorable se explicaría por el inicio de construcción de siete proyectos más y por los elevados montos de inversión proyectados en Quellaveco y Pampa de Pongo hacia el final de su etapa de construcción.

Finalmente, para el 2022 se proyecta una inversión de US$4.546 millones, significando una reducción de 30% respecto al año anterior.Este resultado se explicaría por la culminación de construcción de importantes proyectos como Mina Justa, Corani, Ampliación La Arena y Optimización Lagunas Norte. 

Después del 2022. Asimismo, la proyección de inversiones para el período 2023-2027 asciende a US$33.839 millones (58% del monto global de inversiones), de los cuales US$3.765 millones corresponden a ocho proyectos que culminarían construcciones en dicho periodo.

En tanto, los US$30.074 millones restantes corresponden a los 21 proyectos que aún no definen fecha de inicio de construcción pero que estarían comprendidos en ese periodo.

Vientos a favor. Al respecto, el ex viceministro de Minas, Rómulo Mucho, señaló que la coyuntura internacional y la interna generan vientos a favor para que se cumplan las proyecciones de inversión.

Indicó que para consolidar estos vientos a favor el Gobierno debe poner énfasis en brindar confianza al sector empresarial y respetar las reglas de juego.

“Estas acciones son muy importantes porque permitiría consolidar un monto de inversión relevante que repercutiría en más impuestos y en un mayor dinamismo en la generación de empleo”, manifestó a la Agencia Andina.

En ese sentido, dijo que de concretarse las proyecciones de inversión laproducción de cobre (nuestro principal producto exportador) podría pasar de 2.4 millones de toneladas anuales a más de 3 millones al 2021.

Asimismo, la producción de oro pasaría de 155 toneladas a 180 toneladas al Bicentenario, añadió el especialista.