Lima. Contribuir a que el Perú sea líder mundial en la actividad minera, promoviendo la inversión, y estableciendo políticas y estándares que permitan el desarrollo inclusivo y sostenible del país, es la visión que se ha impuesto el Viceministerio de Minas, como reto y compromiso con la comunidad nacional, señaló Rafael Cárdenas Vanini, director general de Planeamiento y Presupuesto del ministerio de Energía y Minas (MEM).

“Esta visión está en función a lo que esperamos deba ser el sector minero peruano teniendo en cuenta que ya somos los primeros productores de plata en el mundo, que estamos en el segundo lugar en la producción de cobre y zinc, en cuarto lugar en plomo y molibdeno y en el sexto de oro”, acotó Cárdenas.

Eficiencia.  El funcionario dijo también que la misión se centra en promover con eficiencia y eficacia la actividad minera a fin de contribuir al desarrollo sostenible del país, teniéndose como objetivos principales el de propiciar el cuidado del ambiente y la salud ocupacional, el de promover las relaciones armoniosas entre los actores del sector, así como la formalización de la actividad minera informal.

“Tanto la comunidad, las ONG, como las empresas deben participar en la consecución del gran objetivo que debe ser el contribuir al desarrollo inclusivo y sostenible del país, como un esfuerzo multisectorial ya que este sector requiere también del concurso de otros sectores”, sostuvo. Añadió que “si queremos llegar a ser líderes mundiales en minería, tenemos que dar la debida importancia a lo que es la investigación científica y tecnológica”. 

La formulación del plan estratégico del viceministerio de minas, explicó Cárdenas, partió de hacer una revisión de lo que es el plan estratégico sectorial de Energía y Minas, que incluye no sólo al ministerio, sino también al Instituto Peruano de Energía Nuclear y al Instituto Nacional Geológico Minero Metalúrgico.

“Ha sido producto de reuniones de trabajo y talleres en los que participaron el vice ministro de Minas, asesores de la alta dirección, así como los directores generales y funcionarios de la dirección general de Minería, de la  dirección general de Asuntos Ambientales Mineros, de la oficina general de Gestión Social, de la oficina general de Planeamiento y de la oficina general de Administración”, explicó.

En estas reuniones, indicó, se vio la necesidad de fortalecer la gestión en los procesos claves del MEM, particularmente en lo que serían las áreas de medio ambiente, minería y gestión social, con unos estándares de calidad de niveles internacionales.

Por una parte, se trata de promover la inversión en minería y darle un mayor valor agregado a nuestros metales, así como de establecer mecanismos que incentiven la remediación de pasivos ambientales por parte de los responsables identificados.

Modernización legal. Por su parte, Felipe Ramírez titular de la dirección general de Asuntos Ambientales Mineros, remarcó la importancia del cumplimiento de los principales objetivos e iniciativas referentes a la Gestión Ambiental Minera destacándose aspectos como el mejorar y modernizar el marco legal, el proponer normas, límites y estándares de calidad ambiental minera de nivel internacional y el de diseñar e implementar estrategias de comunicación externa y de relacionamiento con los diferentes grupos de interés.

“En este sector también es necesario promover la cultura de la seguridad y salud ocupacional en las minas, así como contribuir a mejorar la distribución y aplicación de los recursos generados por la minería (canon, regalías, aporte voluntario) en proyectos que maximicen el desarrollo sostenible del país y en especial el de los distritos mineros”, acotó Ramirez.