Lima. Perú registrará inversiones por US$11 mil millones en proyectos de infraestructura vial en los próximos cinco años, a través de asociaciones público privadas e inversión directa del Estado, dijo este martes el gobierno.

El ministro de Transportes y Comunicaciones, Carlos Paredes afirmó que en carreteras en Perú se planea invertir más de US$11.000 millones, principalmente en el mejoramiento de vías nacionales de la Sierra y Selva del país sudamericano.

"Nos hemos propuesto como meta intervenir 7.270 kilómetros(...) Esta intervención en las vías nacionales va a significar que al término de esta gestión el 85% de las vías nacionales van a estar pavimentadas", dijo el ministro.

Perú atraviesa por un buen momento económico debido al repunte de sus exportaciones de materias primas y el fuerte crecimiento de su demanda interna. En la última década, la expansión económica promedio fue de un 5% anual.

Según reveló el ministerio de Transportes y Comunicaciones, en la actualidad solo el 52% de las vías nacionales del Perú se encuentran pavimentadas.

Paredes dijo que este año el gobierno entregará en concesión ocho proyectos de pavimentación de carreteras, que requerirán una inversión aproximada de US$1.500 millones, de los 18 proyectos que planean concesionar hasta el 2016.

Las principales concesiones corresponderán a las carreteras Ica-Nazca-Derivación Marcona-Yauca-Atico-Camaná-Derivación Quilca; Derivación Cerro de Pasco-Huánuco-Tingo Maria-Derivación Tocache; y, Derivación Tocache-Aguaytía-Neshuya-Pucallpa, entre otras.

"De esta manera estamos logrando palanquear recursos adicionales haciendo intervenir al sector privado, de manera que con los recursos del Tesoro público logremos aumentar la cantidad de kilómetros a intervenir", destacó el ministro.

El sector privado colocará poco más de US$3.600 millones de los US$11.000 millones que se invertirán en infraestructura vial en este quinquenio, detalló.

Paredes aseguró además que el gobierno central y el sector privado destinarán otros US$3.000 millones a la construcción de la segunda etapa del único sistema de tren eléctrico en Lima, que llegará hasta la zona costera del Callao, donde se ubica el principal puerto y aeropuerto del país.

"Si no se gestiona de una manera eficiente la zona urbana de Lima y Callao, por ejemplo a través del Metro (tren), los impactos que esto puede tener en el flujo desde y hacia el puerto y el aeropuerto pueden ser fatales", agregó Paredes.

El Banco Interamericano de Desarrollo elaborará los estudios de demanda, ingeniería y evaluación social del proyecto que requerirá una inversión aproximada de US$420 millones.

"La integración no solo se logra con carreteras y con metros, sino con comunicaciones eficientes", comentó.

Según proyecciones oficiales, la economía peruana podría crecer 5,7%, luego que el año pasado se expandió casi un 7% por el fuerte dinamismo de su demanda interna.

* Con información de Reuters y Andina.