El proyecto peruano Camisea generó ahorros por US$13.768 millones durante los últimos cinco años, gracias a los menores precios de la electricidad en el mercado.

El decano de la Universidad Esan, Sergio Bravo, dijo que “Camisea suma ahorros por US$32 millones en hogares y pequeños comercios, US$587 millones en el sector transporte, US$974 millones en industrias, mientras que en el sector eléctrico generó ahorros asombrosos de US$13.768 millones derivado de menores precios de la energía en el mercado a corto plazo”.

Dicha universidad, junto con la Asociación para el Fomento de la Infraestructura Nacional (AFIN), según consignó Andina, presentaron el estudio “El Despegue del Perú: El Aporte de la Inversión Privada en Infraestructura”, cuyo objetivo es mostrar los efectos de la inversión privada sobre el crecimiento del PIB.

Bravo dijo que si no se hubieran realizado esas inversiones en infraetsructura, el crecimiento del PIB entre 2000 y 2008 no habría sido de 5,6%, sino que de 3.2%.

Uno de los ejemplos es el Aeropuerto Internacional Jorge Chávez, en el que se han invertido US$266 millones y el tráfico de pasajeros ha aumento de 4,1 millones a 8,8 millones de pasajeros, el incremento de carga y correo aéreo de 114.3 a 232.4 millones de kilogramos, lo que se traduce en un total de 29,4 millones a 2008.

“Si no hubiera habido concesión, no hubiera habido crecimiento en términos de atención a carga y atención a pasajeros. Además, ha traído beneficios económicos, de imagen de nuestro país, y de empleo. Todo este movimiento económico ha sido soportado por el negocio de infraestructura”, dijo Bravo.