Lima, Andina. El Servicio de Agua Potable y Alcantarillado de Lima (Sedapal) informó que las obras de la construcción del proyecto de trasvase de agua Huascacocha, cuya inversión asciende a US$94 millones, registran un avance acumulado de 42%.

Indicó que la nueva represa Huascacocha es un megaproyecto que permitirá incrementar las fuentes de agua para Lima y beneficiar directamente a más de dos millones 400 mil habitantes de ocho distritos de Lima Metropolitana.

El megaproyecto se ejecuta a 4.800 metros sobre el nivel del mar, entre Junín y Cerro de Pasco, y consiste en la construcción de una presa de 15 metros de altura, para incrementar la capacidad almacenaje y alcanzar los 686 millones de metros cúbicos de agua.

Asimismo, se construyen 22.5 kilómetros de canales de conducción, 5.41 kilómetros de sifones (tuberías) y dos kilómetros de túneles.

Dicha infraestructura permitirá trasvasar las aguas de la laguna Huascacocha, perteneciente a la cuenca del río Mantaro (vertiente del Atlántico), hacia el río Rímac (vertiente del Pacífico), con el fin de aumentar su caudal en 2,61 metros cúbicos por segundo, en época de estiaje.

Sedapal mencionó que en el caso de la presa, la obra se encuentra en 98% de avance, y tiene una longitud de coronación de 450 metros, y culminará a fines de mayo de este año de acuerdo a lo programado.

Respecto a los otros componentes de la obra, el canal y el sifón tienen 20% y 35% de avance, respectivamente, con 4,3 kilómetros de canales de conducción construidos; y los túneles tienen 75% de avance, con 1.4 kilómetros finalizados.

“La gigantesca obra se construye respetando el cuidado del medio ambiente, mediante la modalidad de concesión al sector privado, otorgada a Constructora OAS, con una inversión estimada en US$94.72 millones", añadió.

Por la magnitud de los trabajos, la obra ha permitido crear 700 puestos de trabajo, entre los cuales se encuentran un grueso número de pobladores de la zona, participando así mano de obra no calificada proveniente de las comunidades campesinas cercanas al área de influencia del proyecto.

Las obras de trasvase alimentarán y aumentarán el caudal del río Rímac, cuyas aguas serán tratadas en la nueva Planta de Tratamiento de Agua Huachipa, actualmente en etapa de pruebas, y se distribuirán a través del Ramal Norte (línea de tuberías de 27 kilómetros de longitud, incluyendo dos túneles de cinco kilómetros cada uno).

De esta manera se mejorará el abastecimiento a más de dos millones 400 mil habitantes de los distritos de Lurigancho, San Juan de Lurigancho, Comas, Carabayllo, Los Olivos, Puente Piedra, San Martín de Porres, y Callao.