Lima. La recaudación tributaria sumaría 110 mil millones de nuevos soles en el 2014, lo que implica un crecimiento del 4,5% en relación al año anterior, por la implementación de nuevos mecanismos de fiscalización y el desarrollo de grandes proyectos de inversión pública y privada, señaló la consultora Geneva Group International en Perú (GGI-Perú).


Otro de los factores que impulsará la recaudación es el gradual incremento en el precio de los metales, que elevará el valor de las exportaciones, afirmó el representante en el Perú de la consultora, Carlos Vargas.

Explicó que con la incorporación de los libros contables electrónicos a la mayoría de las empresas con facturación mayor a un millón 825 mil soles en el 2013 se logrará una eficiente fiscalización electrónica.

En ese sentido, señaló que este mecanismo posteriormente se ampliará a las empresas de todo nivel, así como a las personas naturales.

“Por ahora, se debería enfocar en ir a la caza de los grandes evasores, que son aquellas personas naturales que tienen sus pasajes comprados para salir de la atmósfera terrestre, así como otras excentricidades y que no tributan lo que realmente les correspondería como si lo hacemos la gran mayoría de peruanos”, declaró.

Sobre ese punto, expresó su confianza que la Superintendencia Nacional de Aduanas y de Administración Tributaria (Sunat) ingrese a sectores que aún no han sido objeto de acciones de fiscalización.

“Manejo información que los sectores mencionados están divididos en formales, semiformales e informales, que son una gran parte del total. Para ir a casos más puntuales, se percibe gran informalidad en el sector turismo, en los comerciantes de Gamarra, Polvos Azules, además, también hay constructoras informales”, dijo.

Añadió que la Sunat debe contar con un área de inteligencia que les permita identificar plenamente a los evasores, no sólo de este sector en particular, sino a todos aquellos que no pagan o pagan muy poco impuesto, añadió el experto en temas de tributación y auditoría.

Consideró que se debe incorporar gradualmente a nuevos contribuyentes, sobre todo, los informales o los profesionales que prestan servicios a consumidores finales, creando programas de incentivo a la formalización.

Estos programas deben ser respaldados con softwares de trazabilidad del dinero y mecanismos legales que incorporen a todos las personas naturales que no tributan.

Asimismo, indicó que en el 2013 el crecimiento de la recaudación tributaria de 3,3% se basó en la aplicación de multas y tributos que antes, la Sunat no cobraba, así como a un férreo programa de fiscalizaciones.

Vargas destacó los avances de Perú en la lucha contra el lavado de activos con una mejor legislación, aunque refirió que el país aún está lejos de tener un riguroso sistema anti lavado de activos, como el que se acaba de implementar en México.

En dicho país todas las transacciones de compra - venta superiores a un monto relativamente mínimo se debe hacer a través de medios financieros.

Inclusive las notarías en ese país están obligadas a comunicar a las autoridades si se presentan usuarios que desean formalizar compras-ventas de bienes en dinero en efectivo. “No obstante ello, vamos por buen camino” finalizó.