Lima. El Ministerio de Agricultura (Minag) de Perú informó que revalorará el cultivo de la papa como herramienta fundamental para una alimentación saludable en beneficio de una población de casi 30 millones de habitantes.

Ello en el marco del Día Nacional de la Papa, que se celebrará este jueves 30 con una ceremonia especial en la Plaza Mayor de Lima, en la que habrá una gran exhibición de la diversidad de papas nativas, así como pasacalles, bailes típicos y desfile de las organizaciones de productores venidos de las zonas alto andinas.

El acto central contará con la presencia del ministro de Agricultura, Milton von Hesse, autoridades y organizaciones de productores y gremios agrarios.

El Minag recordó que ese tubérculo representa el sustento de más de 600 mil pequeños productores de 19 regiones siendo las áreas agrícolas de mayor producción como Puno, Huánuco, Cusco, Cajamarca, Huancavelica, Junín, entre otras.

El cultivo se concentra en la sierra en un promedio de 90% y el año pasado la producción de papa alcanzó los 4,5 millones de toneladas, con una superficie de zonas cultivadas en 319 mil hectáreas, un rendimiento promedio de 13,7 toneladas por hectárea y representó el motor creador de más de 110 mil puestos de trabajo permanente.

El ministro resaltó que el cultivo de papa y sus más de 3.500 variedades conocidas constituyen el 8% del Producto Bruto Interno (PBI) Agrícola.

Además se ha convertido en un notable impulsor de la economía local en las zonas productores al generar más de 35,1 millones de jornales de trabajo al año.

Indicó que, en virtud de las campañas promovidas por el Minag y el apoyo brindado a las organizaciones de productores del país, el consumo per cápita de papa y sus variedades alcanza los 85 kilos al año, cifra aún inferior en comparación con hace 40 años cuando se llegó a los 120 kilos.

Durante el lanzamiento de las actividades del Día Nacional de la Papa, realizado la semana pasada, Von Hesse señaló que a través de campañas de promoción se proyecta lograr en los próximos tres a cuatro años incrementar su consumo a más de 100 kilos per cápita, y así elevar la calidad de la alimentación pero, sobre todo, los ingresos de los pequeños agricultores.

En tal sentido, el Minag seguirá impulsando la producción y consumo de alimentos andinos como la papa, la quinua y otros granos andinos por su enorme contenido proteico y nutritivo, debido a la necesidad de procurar una alimentación saludable para los casi 30 millones habitantes en el país.