En 2012 estarán funcionando en el país tres plantas eólicas y cuatro plantas solares en Perú, produciendo más o menos 220 megavatios, que es una cantidad de energía equivalente a lo que produce una central hidroeléctrica como la de Huinco en Santa Eulalia, a 65 kilómetros de Lima.

Así lo dio a conocer hoy el director general de Electricidad del ministerio de Energía y Minas, Ismael Aragón, precisando que también existe un proyecto para instalar en la zona de Huaycoloro una planta que utilizará la basura para generar electricidad.

Fue al resaltar la importancia que el MEM brinda a las energías renovables en la conferencia de prensa, que se convocó para anunciar la realización del IV Congreso de Energías Renovables y Biocombustibles (Cober IV) de cuya Comisión Organizadora forma parte junto a los ministerios de Agricultura, del Ambiente y de la Producción del país.

Aragón dijo que, como resultado de la subasta que se realizó a principios de año en términos de venta de energía, se instalarán dos plantas eólicas en la zona norte (Talara-Guadalupe) y otra en Marcona para producir en total 140 megavatios; mientras que en la zona sur (Ilo, Arequipa y Tacna) estarán ubicadas las plantas destinadas a trabajar con energía solar y que producirán más o menos 80 megavatios. Todo el proceso de la subasta estuvo a cargo del Organismo Supervisor de Inversión en Energía y Minería (Osinergmin).

El sistema eléctrico comprará la energía producida por esas plantas pagando un precio mayor al de la energía producida con gas (en promedio del orden de US$85 por megavatio hora), con la finalidad de incentivar el desarrollo de estas energías, cuyo costo de instalación es actualmente mayor al de las energías convencionales por la tecnología utilizada.

“No obstante, si se compara el precio de la energía renovable con la obtenida mediante el petróleo, resulta ser más barata la primera”, añadió Aragón al estimar que a medida que ellas se difundan, aumentará el mercado para los fabricantes y bajarán los costos de las instalaciones.

Señaló que en el mercado sudamericano están trabajando Brasil, México, Perú y Chile.

El director general de Electricidad precisó que la ley de energías renovables establece que cada dos años se puede convocar a una subasta de este tipo, al margen de que el sector privado puede tomar la iniciativa de instalar estas plantas en cualquier momento.

En ese sentido, reiteró que estas subastas tienen como efecto garantizar un precio un poco mayor para incentivar el desarrollo de estas energías limpias.

Por otro lado, respecto al proyecto de la central hidroeléctrica de Inambari, Aragón dio a conocer que las empresas que tienen la concesión temporal, deben presentar sus estudios de factibilidad este mes de Octubre.

“Estos proyectos grandes no se hacen de manera rápida porque requieren de mucha investigación y trabajo de campo. Esa parte técnica la van a terminar en octubre, pero todavía tienen que recorrer todo un camino que es la aprobación de los estudios de impacto ambiental". 

Acotó que, previamente, tienen que realizar talleres y audiencias públicas en que la empresa expone los resultados de su estudio, su propuesta de mitigación ambiental o de reducción de impactos ambientales, cosa que tomaría tiempo.