Lima. El Banco Agropecuario (Agrobanco) trabaja para convertirse en el articulador financiero para el sector forestal, con la finalidad de que quienes inviertan en la reforestación puedan encontrar financiamiento proveniente del sector privado, anunció el titular de este organismo, Enrique Díaz.

Dijo que el tema forestal es “muy amplio” debido a que el volumen de inversión es grande, puesto que requiere de capitales “pacientes”, dependiendo del tipo de la madera, siendo un mínimo de una plantación de diez años hasta obtener un beneficio.

“Nosotros queremos ser el elemento que va ayudar a dar una solución financiera. Ver qué tipo de capitales están dispuestos a hacer esa inversión paciente que, además, te dirán que son de alto riesgo. Nosotros estamos tratando de proporcionar una solución que diga cómo mitigar esos riesgos y hacer que el privado se involucre”, indicó a la agencia Andina.

Díaz explicó que la idea es que otorgarle fondos de liquidez necesarios, al tiempo de identificar dónde están esas áreas potenciales de ser reforestadas.

En ese sentido, el Servicio nacional Forestal y de Fauna Silvestre (Serfor) hizo un trabajo importante que lo va a difundir, para ver dónde están esas zonas y cuántas de ellas tienen título de propiedad.

“Se trata de una serie de ingredientes que los vamos a poner en la mesa para que el tema resulte una invitación para que diferentes inversionistas, sobre todo los privados, puedan subirse un poco a esta propuesta (de inversión)”, señaló.

El funcionario agregó que tras el trabajo realizado con el sector y los Organismos Públicos Descentralizados (OPD), se espera que el Gobierno lance esta propuesta en la brevedad.

“Esperamos que hacia setiembre podamos tener algo planteado”, añadió.