Lima. Tras 9 años de operaciones en Centroamérica, Ransa, el operador logístico del Grupo Romero, anunció la puesta en marcha de nuevos centros de distribución y la ampliación de otros tantos en El Salvador, Guatemala y Honduras.

El objetivo es fortalecer el servicio que se le brinda a empresas del sector consumo masivo, retail y congelados, para continuar con el importante crecimiento que se ha manejado en esos países. En el 2014, pese a las dificultades económicas mundiales, Ransa logró un crecimiento de 11% en ventas y se obtuvo un 15% en Ebdita en todas sus operaciones de Centroamérica.

En Guatemala, siguiendo el mismo modelo de infraestructura de la primera etapa, Ransa empezó en octubre del año pasado con la ampliación de su Centro de Distribución ubicado en el municipio de Villanueva, logrando una nueva extensión de 5.220 m2, lo que se traduce a unas 6.000 posiciones de almacenaje.

El objetivo de esta ampliación es aportar al crecimiento orgánico de los principales clientes de Ransa e incluir nuevos. Antes de terminar el 2015, el operador logística ampliará- en Guatemala- 5.200 m2 más, con lo que tendrá 20.000 m2 de centro de distribución. Asimismo, la empresa mira con atención un terreno para construir cámaras de refrigerado y congelados para atender al sector de perecederos. En El Salvador, el operador logístico peruano ha invertido US$11,5 millones para la ampliación de cámaras refrigeradas y centros de distribución, incluyendo en estos nuevos espacios una zona para maquila de producto y salón de capacitación.

Las ampliaciones consideraron 4.000 m2 para el CD de secos, 11, 400 m2 para un segundo CD de secos y 3, 600 m2 para almacenes de frío.

En Honduras también hubo novedades. Ransa inauguró un nuevo Centro de Distribución en el que se invirtió US$1.2 millones, el mismo que traerá beneficios como la reducción de costos de distribución, de energía eléctrica, de mantenimiento y el incremento del volumen de carga. Este nuevo CD fue pensado y construido para fortalecer también la atención de sectores como consumo masivo y retail, en un país en el que las operaciones de Ransa crecieron en un 17%.

Ransa se diferencia, al igual que en Perú, por brindar un servicio logístico integral y por lograr que sus clientes obtengan las eficiencias de administrar la cadena logística con la más alta tecnología y con el mejor recurso humano.