Hasta la fecha se realizaron 24 procesos de consulta que permitieron hacer viables la misma cantidad de proyectos de inversión por un monto de US$1.483 millones en 13 regiones del país, señaló el viceministro de Interculturalidad del Ministerio de Cultura, Alfredo Luna.

Durante el Perumin 33, sostuvo que el derecho de los pueblos indígenas a la consulta previa ha adquirido un papel fundamental en legitimar la inversión sostenible en el país, lo cual está en línea con el alcance de la Ley de consulta previa (Ley 29785), aprobada en el 2011 y reglamentada en el 2012.

“Existe una confusión al respecto, esto se debe a que en algún momento como Estado no pudimos informar adecuadamente sobre los derechos de los pueblos originarios. Una cosa es la consulta previa y otra la participación ciudadana que sirve para tratar la ejecución de proyectos en zonas que no son indígenas”, afirmó.

En el caso de la minería se lograron 12 proyectos de inversión equivalentes a más de 17 millones de dólares en regiones como Cusco, Apurímac, Ayacucho, Áncash y Huancavelica. El resto está distribuido en los sectores de hidrocarburos, energía e infraestructura, en regiones como Loreto, Ucayali, Madre de Dios, Junín y Huánuco.

Mayor confianza. El viceministro explicó que la Ley de consulta previa le permitió al Estado un óptimo nivel de confianza con la población involucrada, lográndose más de 350 acuerdos que le dieron mayor legitimidad a las intervenciones estatales, contribuyendo a prevenir conflictos sociales.

“Esta ley está hecha para 55 pueblos indígenas, de los cuáles 51 están ubicados en la Amazonía y cuatro en los Andes. Recordemos que estos pueblos originarios existen antes de la conformación del Estado, precisamente por esa razón el Perú suscribió el convenio 169 de la OIT, donde se les reconoce su derecho a la consulta previa”, enfatizó.

El gobierno del presidente Pedro Pablo Kuczynski inició 10 procesos de consulta previa, de los cuales 9 ya culminaron y 1 está en curso. En total son 34 procesos de consulta previa desarrollados desde el 2013, con la participación de 1.000 localidades de 10 regiones del país.