Lima, Andina. El ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) otorgó este domingo a Peruvian Air Line el permiso de operación por el plazo de cuatro años para realizar el servicio de transporte aéreo no regular de pasajeros, carga y correo entre el aeropuerto internacional Jorge Chávez y 27 países del mundo.

Según una resolución de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) del MTC, publicada este domingo, el permiso de operación tiene carácter administrativo y para realizar las operaciones aéreas Peruvian Air Line deberá gestionar el respectivo certificado de explotador, así como las especificaciones técnica de operación.

La empresa deberá acreditar en esas etapas su capacidad legal, técnica y económica–financiera, con arreglo a lo dispuesto en las leyes vigentes y de acuerdo a los procedimientos que establece la DGAC.

El permiso otorgado a Peruvian Air Line le permitirá realizar vuelos hacia diversas ciudades de Bolivia, Argentina, Colombia, Chile, Brasil, Ecuador, Paraguay y Uruguay en América del Sur.

Además figuran ciudades de Costa Rica, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Panamá en Centroamérica.

Mientras que en América del Norte, la aerolínea podrá realizar vuelos a ciudades de Canadá, Estados Unidos y Mexico, así como a Araba, Bahamas, Barbados, Cuba y República Dominicana en El Caribe.

Asimismo, el permiso incluye a ciudades de España, Alemania, Italia, Francia y Bélgica en Europa, y Sudáfrica en el continente africano.

Para estas operaciones, Peruvian acreditó el uso de aviones de marcas como Boeing, Airbus y Embraer.

Las naves autorizadas a Peruvian deberán estar provistas del correspondiente certificado de matrícula vigente, expedido por el registro público de aeronaves de la oficina registral de Lima y Callao; de su certificado de aeronavegabilidad vigente; y de la póliza o certificado de seguro, que cubra riesgos derivados de su actividad aérea.

Peruvian Air Line deberá presentar los datos estadísticos e informes que correspondan a su actividad aérea, de acuerdo a los procedimientos que establece la DGAC, además está obligada a establecer un Sistema de Radiocomunicación entre los puntos a operar, a fin de mantener permanentemente información del tráfico aéreo que realizan sus aeronaves.

La vigencia del permiso de operación se mantendrá mientras la beneficiaria no pierda algunas de las capacidades legal, técnica o financiera, exigidas por la Ley de Aeronáutica Civil, su reglamento y demás normas vigentes, y cumpla con las obligaciones que se establezcan.

Si se verifica la existencia de fraude o falsedad en la documentación presentada o en las declaraciones hechas por el interesado, la DGAC procederá conforme a lo establecido en la Ley del Procedimiento Administrativo General.