La Habana. Cuba espera producir cinco millones y medio de puros en Pinar del Río, la principal provincia cosechera de la hoja del tabaco, a pesar de los problemas generados por las lluvias en las plantaciones.

"La Empresa de Tabaco Torcido de Pinar del Río espera producir unos cinco millones 500.000 puros este año, de los cuales la mayoría serán destinados a la exportación", dijo el director de esa entidad, Orlando Acosta, a la prensa local.

Las marcas de habanos Romeo y Julieta, Vegas Robaina, Hoyo de Monterrey, entre otras, constituyen algunas de las producciones del año en curso de la Empresa de Tabaco Torcido de la occidental provincia de Pinar del Río.

En la producción de cinco millones, 200.000 puros para la exportación y de 300.000 para el mercado nacional están inmersas las fábricas, ubicadas en los municipios de Pinar del Río, Consolación del Sur y Candelaria, donde se utiliza, en lo esencial, la materia prima procedente del llamado macizo tabacalero de Vueltabajo, "cuna del mejor tabaco del mundo".

La provincia de Pinar del Río aporta más de 50 por ciento de la materia prima a la industria nacional de habanos y, en la actualidad, está enfrascada en una campaña que ha sido desfavorable para las cosechas, muchas de ellas resembradas por los vegueros hasta en tres ocasiones.

Las lluvias y el inestable clima obligaron a continuar las siembras durante todo el mes de febrero, para reponer las pérdidas provocadas por las precipitaciones, sobre todo en los territorios de Guane, San Juan y Martínez, San Luis y Viñales.

Salvo excepciones, todos los habanos, se hacen de la misma forma en que históricamente se han confeccionado por los torcedores y torcedoras, cuyas experimentadas manos no pueden ser igualadas por máquina alguna.

Salvo excepciones, todos los habanos, se hacen de la misma forma en que históricamente se han confeccionado por los torcedores y torcedoras, cuyas experimentadas manos no pueden ser igualadas por máquina alguna.

Los torcedores usan como herramientas una tabla de madera, dos cortadores, una guillotina, un pomo de goma vegetal natural insípida e incolora, el cepo en el que verifican longitud y diámetro del puro y, lo más importante, la destreza de sus manos, destacó el sitio web de Habanos S.A.

Habanos S.A. es una empresa mixta entre la estatal Cubatabaco y Altadis, filial franco-alemana de la multinacional británica Imperial Tobacco,que se encarga de comercializar en el mundo los apreciados y caros puros habanos.

Líder mundial en la venta de puros Premium, que son los elaborados totalmente a mano, la corporación, que está presente en los cinco continentes y su facturación global proviene en más de 90 por ciento de la actividad internacional, organiza cada año en la capital cubana una reunión con amantes del buen fumar.

La publicación añadió que hay cuatro categorías de torcedores, y sólo al de mejor categoría se le permite confeccionar los habanos de mayor tamaño y complejidad.

"Hacen falta muchos años para alcanzar la cima de este tradicional arte, donde una cosa ha cambiado con el tiempo: en la actualidad la gran totalidad de los torcedores son mujeres", señaló.

En todas las fábricas cubanas de tabaco es tradición que un lector acompañe con su lectura a los trabajadores, bien sea leyendo el periódico o novelas escogidas por elección popular.

Como norma distintiva, los mundialmente famosos habanos están validados por su Denominación de Origen Protegida, término legal que se reserva para calificar los tabacos superiores de tres gramos, fabricados en Cuba conforme a las normas de calidad establecidas por la industria tabacalera de la isla.

Estos se elaboran con variedades de tipo negro cubano, cultivados en regiones específicas del archipiélago y protegidas como denominaciones de origen.