Rio de Janeiro, Xinhua. La petrolera estatal brasileña Petrobras confirmó este lunes el derrame de petróleo en una área de operaciones de la Plataforma de Pampo (PPM-1), en la Cuenca de Campos, en el litoral de Río de Janeiro, sureste de Brasil.

La empresa informó que consiguió controlar inicialmente el vertido de crudo, pero que al detectarse una nueva mancha, se decidió paralizar las actividades para estudiar el alcance del derrame. Petrobras afirmó que a lo largo del día dará más información sobre el vertido, según un comunicado citado por el portal de noticias brasileño G1.

El Sindicato de los Petroleros del Norte Fluminense emitió la víspera una nota en la que afirmaba que la plataforma interrumpió la producción para verificar la situación del vertido de petróleo, que según el comunicado, sería de pequeñas dimensiones.

En la misma Cuenca de Campos, a finales de 2011 la petrolera estadounidense Chevron produjo otro vertido que le valió una fuerte multa por parte de la justicia brasileña y la prohibición para operar en Brasil.