Río de Janeiro. La estatal brasileña Petrobras expandió su presencia en el negocio de distribución de gas natural, tras adquirir Gas Brasiliano Distribuidora, en una transacción avaluada en US$250 millones.

Petrobras, la segunda mayor petrolera del mundo, compró la suministradora de gas natural del estado de Sao Paulo a la petrolera italiana Eni SpA.

Gas Brasiliano abastece al importante estado industrial de Sao Paulo, un mercado donde Petrobras quiere operar como parte de un esfuerzo para aumentar el consumo de gas natural, especialmente en el sector industrial.

Gas Brasiliano suministra gas natural a compañías industriales, comerciales, residenciales y de transporte en 375 ciudades y pueblos en el estado de Sao Paulo.

En 2009, Gas Brasiliano vendió 529.000 metros cúbicos diarios, con una red de distribución de 734 kilómetros.

La venta depende de ajustes basados en deuda neta y capital de trabajo al cierre.