Río de Janeiro. La petrolera estatal brasileña Petrobras anunció hoy que inició el proceso de venta de dos de sus principales plantas de fertilizantes, en el que es la primera etapa para abandonar este sector.

     En un comunicado, Petrobras asegruó que puso a la venta de forma conjunta las compañías Araucaria Nitrogenados S.A. (Ansa) y Unidad de Fertilizantes III (UFN III), ambas dedicadas a la producción de fertilizantes para la agricultura.

La venta forma parte del plan de desinversiones lanzado por Petrobras para reducir su gigantesca deuda, que la ha convertido en la petrolera más endeudada del mundo.

     Ansa, una empresa con planta en Araucaria (estado de Paraná, sur) fue comprada por Petrobras en diciembre de 2012 por US$234 millones a la minera Vale. La planta produce urea y amoníaco, entre otros fertilizantes.

     Según la nota, la empresa de Araucaria, que utiliza residuo asfáltico (RASF) como materia prima, tiene capacidad para producir 1.303 toneladas diarias de amoníaco y 1.975 toneladas diarias de urea, así como 450 metros cúbicos del Agente Reductor Líquido Automotor (ARLA 32), un químico usado para reducir el óxido del nitrógeno emitido por el escape de gases de los vehículos de gran porte.

     Por su parte, la planta de UFN III se encuentra en Tres Lagoas (estado de Mato Grosso do Sul, centro-oeste) y sus obras, pese a que empezaron en 2011, todavía no están terminadas.

     Petrobras quería convertirla en la mayor planta de fertilizantes nitrogenados de América Latina, con una capacidad para producir 2.200 toneladas diarias de amoniaco, 3.600 toneladas diarias de urea y 290 toneladas diarias de CO2.

     La estatal y mayor empresa de Brasil tiene otras dos fábricas de fertilizantes nitrogenados en los estados de Sergipe y Bahía (noreste), en las que también produce amoníaco y urea.

     La venta forma parte del plan de desinversiones lanzado por Petrobras para reducir su gigantesca deuda, que la ha convertido en la petrolera más endeudada del mundo.

     La venta de activos, iniciada en 2015, permitió recaudar US$13.600 millones en el bienio 2015-16 y la previsión es de lograr otros 21.000 entre 2017 y 2018.