Rio de Janeiro, Xinhua. La presidenta de la petrolera estatal brasileña Petrobras, María das Grazas Foster, aseguró hoy que la caída del beneficio neto de la compañía en 2012 se debe al aumento de las importaciones, a los precios desfasados de los combustibles en el país y a la apreciación del dólar frente al real.

"El descenso del beneficio de la empresa a su menor nivel desde 2004 se debe al aumento de la importación de los derivados y a la reducción de los márgenes de ganancia por la comercialización debido a los precios desfasados", afirmó Das Grazas Foster en una teleconferencia con inversores.

Petrobras, la mayor empresa de Brasil, anunció el lunes que cerró 2012 con ganancias netas de 21.182 millones de reales (unos US$10.615 millones), 36% menos que en 2011, lo cual representa el peor resultado en ocho años.

La presidenta de Petrobras aseguró que los resultados de la empresa se vieron afectados por la devaluación del real brasileño en los costos de la compañía, por un aumento no previsto de los gastos extraordinarios, por "las pérdidas expresivas" en procesos judiciales y por una menor producción en 2012.

Con una menor producción por problemas técnicos y un fuerte aumento del consumo interno, Petrobras se vio obligada a elevar las importaciones de derivados de 749 millones de barriles diarios en 2011, a 779 millones de barriles diarios en 2012, mientras que el volumen de gasolina importada aumentó 112%, indicó.

En tanto, las exportaciones bajaron 13%y llegaron a los 548 millones de barriles diarios, con lo cual el saldo comercial de Petrobras saltó desde un déficit de 118 millones de barriles diarios en 2011 hasta un déficit de 231 millones de barriles diarios en 2012.

Das Grazas Foster dijo que a pesar de que el gobierno brasileño reajustó los precios del combustible hasta tres veces en 2012, la diferencia entre el valor de venta en el país aún está muy por debajo del valor internacional del crudo.

Otro factor atribuido fue la depreciación del dólar frente al real, que aumentó la diferencia entre los precios internos y los del crudo en el mercado internacional.

Además, la presidenta afirmó que Petrobras se vio afectada por los paros obligatorios por mantenimiento en varios campos, lo que hizo que la producción cayera por primera vez en una década, al pasar de los 2.022 millones de barriles diarios en 2011 a 1.980 millones de barriles diarios en 2012.

La presidenta de Petrobras señaló que 2012 fue un año difícil para la empresa, en especial por el mantenimiento; sin embargo, se mostró confiada en mejorar los resultados en 2013 con reajustes a los precios de los combustibles, una menor presión del cambio y la normalización de la producción en los campos que estaban paralizados.