Madrid. La petrolera estatal Petrobras le compró a la española Repsol-YPF el 30% que no controlaba de una refinería brasileña por US$850 millones, anunciaron las dos empresas.

Petrobras explicó que de los US$850 millones, US$500 millones corresponden a la deuda asumida por el grupo.

Repsol-YPF indicó que la operación, por la que ingresarán a sus arcas US$350 millones, supondrá una ganancia de capital de US$60 millones teniendo en cuenta la conversión de moneda local.

La refinería, llamada Refap, es la quinta mayor de Brasil.

La venta libera a Repsol -que enmarca la operación en la desinversión de activos no estratégicos de su plan a 2014- de compromisos de inversión por US$355 millones.

La venta culmina el proceso de ventas de activos en el negocio de refino y comercialización no integrados en Latinoamérica, que la firma lanzó en el 2007.

En este proceso, Repsol-YPF se deshizo además de estaciones de servicio en Chile, Ecuador y Brasil, así como de la participación en la refinería brasileña de Manguinhos.

Con la operación, Petrobras pasará a controlar el 100% de la refinería Refap.

"Repsol había adquirido la participación del 30 por ciento en 2001, como resultado de un intercambio de activos realizado entre las dos empresas", dijo Petrobras.