La petrolera estatal terminó 2010 con una deuda líquida de 46.300 millones de reales (US$28.064 millones) con Bndes, Banco do Brasil y Caixa Económica Federal, según reveló Mansueto de Almeida del Instituto de Investigación Económica Aplicada (IPEA).

Esta cantidad representa casi 40% de la deuda total del Estado y la encuesta muestra que el crecimiento exponencial de la deuda de Petrobras con el Bndes y el Banco do Brasil en los últimos tres años.

Según publica Exame este hecho provoca críticas entre los expertos. Adriano Pires, director del Centro Brasileño de la Infraestructura (CBIE) dijo que “una empresa del tamaño de Petrobras no debería recurrir a los bancos públicos porque le quita recursos a otros sectores de la economía”.