Singapur. La estatal brasileña Petrobras espera que los ingresos por el alza en los precios de los combustibles desde el 1 de noviembre en Brasil reduzcan el impacto por la volatilidad en el mercado global del petróleo, dijo este domingo el jefe de la compañía, José Sergio Gabrielli.

"Esto produce una generación estable de flujo de efectivo a la compañía más allá de la fluctuación internacional en el precio del petróleo", afirmó Gabrielli a Reuters.

Petrobras anunció el viernes que elevaría los precios de los combustibles por primera vez desde mayo del 2008, una medida acogida por inversores, preocupados de que los controles del gobierno sobre las tarifas para regular la inflación afecten las utilidades de la compañía.

Brasil posee una política de largo plazo y no traspasa las fluctuaciones diarias de los precios del crudo a su mercado, indicó Gabrielli.

"Sin embargo, tenemos que ajustar el precio brasileño al internacional", aseveró.

Gabrielli también estimó que la demanda de crudo de Brasil aumentará entre 8 y 9% este año, una cifra levemente menor al sólido 10,5% de incremento visto en 2010.

La crisis europea no afectará la tendencia de un cambio en la demanda geográfica en el mercado del petróleo desde las naciones ricas a los países emergentes, señaló.

"Las naciones emergentes continuarán creciendo a menos que tengamos una recesión catastrófica en Europa, algo que no creo que vaya a ocurrir", declaró.