Río de Janeiro. La venta de derivados líquidos de petróleo en Brasil en el segundo semestre del 2012 mantiene el mismo ritmo de la primera mitad del año, cuando aumentó ligeramente por sobre el 5%, dijo este martes el presidente de Petrobras Distribuidora, José de Lima Neto.

"Estamos manteniendo el ritmo (...), el mercado se mantiene bien", dijo el ejecutivo a medios, antes de ingresar a un seminario en el edificio del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (Bndes).

Las ventas han subido por la demanda de gasolina y kerosene de aviación, en detrimento del mercado de etanol, que enfrenta problemas de oferta y de precio.

Lima Neto destacó que en los próximos dos meses habrá una demanda aun más fuerte por los derivados líquidos.

"Comienza el período de producción y hay una estacionalidad importante ahora. La demanda por diésel tiende a ser mayor ahora en el segundo semestre", dijo.

Pese a la mantención del ritmo al inicio del segundo semestre, Lima Neto evitó entregar previsiones del mercado de derivados líquidos para el cierre del 2012.

"Todavía es pronto para hablar y es preciso aguardar un poco más al comportamiento del mercado", destacó el ejecutivo.

Para Lima Neto, el mercado de combustibles crece a un ritmo superior al de la economía brasileña.