Río de Janeiro. La petrolera estatal brasileña Petrobras presentó hoy una denuncia ante la Justicia para reclamar de vuelta el dinero que varios exdirectivos de la compañía y un grupo de empresas desviaron ilegalmente en una amplia red de corrupción, informó hoy la empresa.

Petrobras, que ya se presentó en la Justicia contra las constructoras Engevix y Mendes Junior, hará lo mismo con Camargo Correa, OAS e Galvao Engenharia, con la intención de cobrar US$440 millones entre dinero desviado, multas y una petición de indemnización por daños morales.

La petrolera estima que la red de corrupción desvió unos US$2.140 millones de dólares entre 2004 y 2012.

Según las investigaciones de la policía, un grupo de constructoras y otras proveedoras de servicios se repartieron ilegalmente los contratos con Petrobras, elevaron los precios artificialmente para beneficiarse y pagaron sobornos millonarios a los ejecutivos de la petrolera y a los políticos que colaboraban en las corruptelas.