Brasilia. Ejecutivos de Petrobras aprobaron un programa de retiro voluntario para recortar alrededor de 12.000 empleos y ahorrar 33.000 millones de reales (US$9.200 millones) hasta el 2020, indicó el viernes la compañía brasileña bajo control estatal en un comunicado.

Petrobras señaló que la implementación del programa costará 4.400 millones de reales (US$1.230 millones).

Los retiros voluntarios ayudarán a Petrobras a ajustar su fuerza de trabajo a un plan de inversión más reducido, generar valor para la compañía e impulsar la productividad, dijo la firma.

La petrolera planea achicar cerca de un quinto su plan de inversión a cinco años, a unos US$80.000 millones en el período 2016-2020, con un promedio de US$16.000 millones anuales, revelaron fuentes hace un mes.

Petrobras, en el epicentro de un enorme escándalo de corrupción en Brasil, presentó una pérdida neta consolidada de 36.900 millones de reales (US$10.200 millones) en el cuarto trimestre, tras realizar un fuerte ajuste en el valor de campos petroleros y otros activos en medio del desplome de los precios del crudo.

Un año antes, las amortizaciones también causaron pérdidas a la compañía, las cuales estuvieron ampliamente relacionadas con el gigantesco escándalo por pagos de sobornos y arreglos desleales de precios que ha afectado duramente a la empresa y alentó los reclamos para que se inicie un juicio político a la presidenta del país sudamericano, Dilma Rousseff.