Río de Janeiro. La petrolera estatal brasileña Petrobras anunció hoy que empezó a producir petróleo y gas natural en el campo marino de Lapa, ubicado a unos 270 kilómetros de la costa del estado de Sao Paulo y a 2.140 metros de profundidad.

     El campo es explotado por Petróleo Brasileño S.A. (Petrobras) en consorcio con las multinacionales BG y la chino-española Repsol Sinopec.

     Se trata del tercer campo en la zona del presal, en aguas profundas del Océano Atlántico bajo una extensa capa de sal, que Petrobras explota en la cuenca de Campos, en el litoral sureste del país.

     La explotación inició la víspera con una unidad flotante de producción, almacenamiento y transferencia de petróleo (FPSO) bautizada como "Cidade de Caraguatatuba", que tiene una capacidad para procesar 100.000 barriles de petróleo diarios y comprimir hasta cinco millones de metros cúbicos de gas.

     El consorcio lo forman Petrobras (45%), BG (30%) y Repsol Sinopec (25%).

     Según datos oficiales, la producción de petróleo en la zona del presal, donde se calcula que Brasil posee grandes reservas, superó los 1,2 millones de barriles por día en noviembre pasado y alcanzó la marca de 1.000 millones de barriles extraídos en apenas seis años.