Brasilia. Finalmente, la petrolera estatal brasileña decidió dejar atrás su proyecto de exploración en las costas cubanas al no obtener resultados.

"Ya está decidido. Petrobras se retiró del bloque que había contratado. Lo sentimos mucho (...) pero la verdad de las cosas es que uno tiene que trabajar con realidades tangibles", indicó el asesor presidencial, Marco Aurelio García.

El personero explicó que conversó con el presidente cubano Raúl Castro la marcha de la cooperación bilateral, destacó que la compañía petrolera comunicó su decisión hace dos meses a la mandataria brasileña.

Según detalla agencia Infobae, Petrobras contrató en 2008 a la estatal Cubapetróleos (Cupet) el bloque N-37 de la zona. La idea era regresar a las operaciones en las inmediaciones de la isla que se habían registrado entre 1998 y 2001. En esa oportunidad tampoco se había tenido éxito.

"En el tema de exploración Brasil va a tener que concentrar su búsqueda en nuestros recursos", porque "tenemos grandes reservas", apuntó García.

De todas formas, el asesor detalló que sigue en pie el proyecto entre la petrolera y la isla de desarrollar una fábrica de lubricantes. Un proyecto que "ya existía" pero que estaba detenido porque ambos países se concentraron en otros planes, indicó.

Durante este año otras compañías petroleras internacionales seguirán adelante con sus exploraciones en la zona del Golfo de México, se trata de 59 bloques, de los cuales 21 están en manos de Repsol (España), Hydro (Noruega), OVL (India), PDVSA (Venezuela), Petrovietnam, Petronas (Malaisia) y recientemente Sonangol.

Sólo el sector que maneja la empresa hispana podría peligrar justamente por las dificultades para encontrar petróleo.

La obra -recuerda Infobae- se pacto en el gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva, bajo el cual Brasil llegó a ser en 2009 el segundo socio comercial de Cuba en América Latina -después de Venezuela- con un intercambio actual de US$580 millones.