Nueva York. La petrolera estatal brasileña Petrobras no pretende emitir deuda en la primera mitad del año dado que se concentrará en su ampliación de capital, dijo el martes el vicepresidente de finanzas de la empresa, Almir Barbassa.

Petrobras, con sede en Río de Janeiro, pidió préstamos a agencias estatales y mercados de bonos para financiar gasto de capital que podrían llegar a US$220.000 millones hasta el 2014, la mayor parte para explotar reservas en las profundidades del lecho marino.

Parte de esas inversiones serían financiadas con un plan de capitalización que daría al gobierno nuevas acciones a cambio de derechos para explotar campos petroleros.

"Reservamos la primera mitad de este año para hacer esta transacción de (aumento de capital)", dijo Barbassa a la prensa tras una presentación ante inversores en Nueva York. "No pretendemos ir a los mercados en este período porque estamos mucho más cómodos, (y) estamos siendo financiados por todos los préstamos que hemos conseguido", agregó.

Petrobras espera que el Congreso haya aprobado el plan de capitalización en mayo para concluir la operación a fines de julio, antes de las elecciones presidenciales en Brasil, afirmó Barbassa.

El plan de capitalización ya ha sido aprobado por la Cámara de Diputados y ahora debe pasar por una ronda de discusión en el Senado. Barbassa dijo que Petrobras no tiene plan alternativo si el Congreso no aprueba la propuesta.

"En este momento estamos trabajando sin ninguna otra posibilidad. No tenemos razón para creer que no será aprobado", sostuvo.

Viaje a China. Barbassa reveló que viajó a China la semana pasada para reunirse con empresarios que están interesados en producir equipamiento para Petrobras, pero negó haber realizado negociaciones para obtener financiamiento adicional. "Ese no fue mi propósito allá", dijo.

Cuando le preguntaron si otros ejecutivos de Petrobras están trabajando en un posible acuerdo de financiamiento con las autoridades chinas, se mostró algo más evasivo. "No puedo decirte eso en este punto (...) En el momento oportuno podríamos tener eso", afirmó.

El periódico brasileño O Estado de S. Paulo reportó el domingo que Petrobras está en negociaciones para pedir prestados US$10.000 millones al banco de desarrollo chino.

Petrobras tomó prestados US$10.000 millones al banco chino en el 2009, en una transacción que vinculó repagos a envíos de petróleo hacia China. La empresa espera anunciar el préstamo el 15 de abril, cuando el presidente Hu Jintao visitará el país, agregó Estado.