La Paz. La empresa Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) recibirá de la empresa estatal Petrobras de Brasil unos US$434 millones (mdd) por concepto de la deuda por el hidrocarburo pesado o "gas rico", según un acuerdo firmado este lunes.

La firma se realizó en la Casa Ejecutiva de la estatal petrolera en Santa Cruz, en el este de Bolivia, entre el presidente de YPFB, Carlos Villegas, y el director de Gas y Energía de Petrobras, José Alcides Santoro y el presidente de Bolivia, Evo Morales.

La cifra inicial de la deuda era de US$496 millones, pero se redujo a US$434 millones, debido a que US$62 millones corresponden a una penalidad por "algunas deficiencias" que Bolivia tuvo en la entrega de gas a Brasil, mencionó Morales.

El presidente boliviano explicó en el acto que se ha firmado con Brasil para que pague US$434,464 millones hasta el 30 de agosto de este año, "son los nuevos ingresos de YPFB. Saludamos estas negociaciones", agregó.

De acuerdo YPFB, Bolivia exportaba gases pesados a Brasil que no eran pagados porque no estaban contemplados en la fórmula que establece los precios del gas y porque no se contaba con plantas separadoras de líquidos.

Ahora, con el funcionamiento de las plantas Gran Chaco y Río Grande, el gas pesado se queda en Bolivia.

Villegas explicó que el primer documento suscrito con Petrobras, denominado "acuerdo comercial", establece el pago retroactivo por hidrocarburos pesados (líquidos de gas) que significará un total de US$434 millones a favor del Estado boliviano.

El presidente de la estatal petrolera señaló que se trata de un precio inédito en la negociación, pues representan mayores ingresos económicos para el Estado boliviano.

"Estos últimos meses, los equipos técnicos de YPFB y Petrobras tuvieron una amplia, prolongada e intensiva negociación para ir cerrando un conjunto de temas pendientes desde el año 2000", manifestó Villegas.