Sao Paulo. La petrolera estatal brasileña Petrobras debería mejorar sus ingresos con el alza del precio del diésel de sus refinerías que anunció en la víspera, que se suma a otro incremento de fines de junio, dijo este viernes la presidenta ejecutiva de la compañía, Maria das Gracas Foster.

"Tuvimos un incremento de un 3,8% hace dos semanas y ahora más de un 6%. Eso significa un 50% de los ingresos, lo que ayuda bastante. El gasoil también subió un 10%. Es bueno, muy bueno", dijo a los medios Maria das Gracas Foster, tras una ceremonia de inauguración de una plataforma petrolera en Bahía.

Petrobras reajustará el precio del diésel en un 6% en las refinerías desde el próximo lunes, en una medida para reducir la brecha del valor del combustible en relación al mercado internacional, diferencia que aún persiste.

Antes del anuncio del jueves, el desajuste era de un 23% en relación al producto cotizado en Estados Unidos, que siguen los precios internacionales del petróleo.

Foster dijo también que esperaba ansiosamente la reacción del mercado al anuncio del reajuste del precio del diésel.

Las acciones de Petrobras subían sobre un 5% a las 18:40 GMT.

La ejecutiva agregó que sólo habrá venta de activos -dentro del plan de desinversiones de la empresa- si la compañía recibe propuestas que satisfagan sus expectativas.

Posible huelga. Foster dijo también que la compañía estatal está en negociaciones con sus trabajadores para evitar el paro que los sindicatos del rubro convocaron a contar del 20 de julio.

En los últimos años, Petrobras ha logrado evitar grandes alteraciones en la producción y suministro al negociar con los sindicatos que representan al sector.

La Federación Única de los Petroleros (FUP) dijo el jueves que había iniciado una ronda de asambleas en todo el país para votar sobre el posible inicio de una huelga nacional el 20 de julio, dado que Petrobras no entregó un nuevo plan de participación en las ganancias para los trabajadores.

Según el sitio web del sindicato, los líderes de FUP se reunieron con Foster el miércoles para tratar un reajuste sobre las ganancias del 2011.