La petrolera estatal brasileña Petrobras rechazó este viernes vender los activos que posee en Argentina a partir de la actual oferta, pero mantiene vigente su programa de desinversiones.

"En referencia a los esclarecimientos divulgados anteriormente sobre la venta de sus activos en Argentina, Petrobras informa que su Dirección Ejecutiva evaluó hoy el resultado de las negociaciones de estos activos y decidió no aprobar la operación de venta a partir de las propuestas obtenidas", aseguró la petrolera en una nota.

Petrobras quiere deshacerse de inversiones por US$9.900 millones anunciadas para proyectos en Brasil y en el extranjero hasta 2017.

Este mismo viernes, confirmó la venta a Statoil de 12% de un bloque que posee en la costa de Tanzania.

En Argentina, la estatal brasileña controla la refinería de Bahía Blanca, una serie de gasoductos y de activos de generación eléctrica, una red de distribución y una participación en Refinor.

Petrobras dijo en el comunicado que "esta decisión no altera su programa de desinversiones, conforme a lo previsto en su Plan de Negocios y Gestión 2013-2017".

Esta misma semana, la presidenta de la petrolera, María das Grazas Foster, afirmó que la compañía pretende continuar operando en Argentina, a pesar de barajar la venta de parte de sus activos en ese país.

"Estamos hace muchos años allá (Argentina) y no pretendemos dejar el país de ninguna manera", dijo Foster el miércoles en una comparecencia pública en el Congreso.