Sao Paulo. El gigante brasileño Petrobras tomó en junio un crédito por 2.200 millones de reales (US$1.250 millones) con el banco estatal Banco do Brasil, subrayando la necesidad de la compañía de efectivo tras demorar una gran oferta de acciones, reportó el martes el diario Folha de S.Paulo.

El crédito con Banco do Brasil, respaldado por las exportaciones de Petrobras, vence el 2016 y será usado para exploración de crudo y gas y para la construcción de barcos y ductos, entre otras cosas, reportó Folha, citando a Petrobras.

Petrobras espera lanzar en septiembre un complejo plan de capitalización para ayudar a financiar un multibillonario plan de inversión en dólares.

La compañía, que no reveló un desglose de sus créditos por bancos, ha dependido crecientemente de Banco do Brasil, el mayor banco de América Latina por activos, y de la entidad federal Caixa Economica Federal por fondos durante los últimos meses.

Petrobras recibió 2.000 millones de reales (US$1.100 millones apróx.) de Caixa en junio de este año, tras otro crédito por la misma suma también de Caixa durante la crisis global del crédito el 2008.

Oferta postergada. La compañía postergó en junio de este año su propuesta de oferta por US$25.000 millones que se relaciona con un acuerdo de petróleo por acciones con el gobierno, que podría tasarse en otros US$60.000 millones.

La venta se planeó inicialmente para julio de 2010 y se postergó después para septiembre del mismo año.

La compañía dijo que el crédito con Banco do Brasil ofrecía términos y condiciones atractivas y que era una transacción regular como parte de sus actividades, reportó Folha.

Petrobras espera lanzar en septiembre un complejo plan de capitalización para ayudar a financiar un multibillonario plan de inversión en dólares.

Como parte del plan, el gobierno brasileño cambiará hasta 5 millones de barriles de crudo por acciones de la compañía mientras que accionistas privados comprarán acciones.

La transacción, que podría llegar hasta US$85.000 millones, depende del precio por barril del crudo que será usado en el intercambio.