Sao Paulo. La petrolera estatal brasileña Petrobras dijo este jueves que redujo la producción de una de sus plataforma costa afuera tras el derrame de unos 30 barriles de crudo en el mar.

Este es el último de una serie de pequeños derrames en el gigante sudamericano, una de las mayores nuevas fronteras petroleras en el mundo, que han provocado la imposición de multas de varios millones de dólares e incluso acusaciones penales contra ejecutivos.

Petrobras dijo en un comunicado que la producción de su plataforma mar adentro P-43 en la cuenca de Campos retrocedió a 75.000 barriles por día desde los 90.000 barriles tras la filtración en un ducto este lunes.

"El personal de la instalación está operando bajo condiciones de precaución. No era necesario interrumpir la producción de la unidad, sólo la recortamos", declaró Petrobras en una nota.

La petrolera dijo que había informado a las autoridades brasileñas del derrame en su plataforma, localizada en el campo petrolero Barracuda.

La firma envió equipos de respuesta a emergencias al área para contener y dispersar el petróleo. Las autoridades no han anunciado multas contra la compañía por el derrame.

En noviembre, un pozo de la petrolera estadounidense Chevron derramó entre 2.400 y 3.000 barriles de petróleo al océano.

Los reguladores y fiscales impusieron o recomendaron multas de más de US$11.000 millones, así como acusaciones criminales para los ejecutivos.

Petrobras informó de otros dos derrames de menor importancia en los últimos dos meses en la costa de Brasil que han sido multados.