Río de Janeiro. La petrolera estatal brasileña Petrobras registró este viernes la mayor oferta de acciones en la historia de los mercados, una operación con la que planea captar hasta US$64.520 millones para financiar inversiones, lo que hacía saltar sus acciones.

La oferta podría ser expandida hasta US$74.700 millones si los agentes colocadores ejercen una opción de sobreasignación por otros 564 millones de papeles.

Petrobras superaría la Oferta Pública Inicial de acciones de US$22.100 millones realizada este año por el Agricultural Bank of China, así como también la oferta de acciones de US$36.800 millones de la compañía de telecomunicaciones japonesa NTT en 1987.

Petrobras dijo el viernes a través de un comunicado que ofrecerá 1.590 millones de nuevas acciones preferenciales y 2.170 millones de nuevas acciones comunes.

Esta iniciativa forma parte de una operación que incluye un intercambio de petróleo por acciones con el Gobierno por US$43.000 millones.

Las acciones preferenciales de la compañía, sus papeles más transados, abrieron la sesión del viernes con una valorización de 3,26% a 28,50 reales. A las 15:04 GMT subían un 1,99%.

Petrobras planea iniciar el proceso de recepción de ofertas el 3 de septiembre y completar la operación el 23 de septiembre.

El plan se ha convertido en la piedra angular de la financiación del proyecto de inversiones a cinco años de la compañía por US$224.000 millones.

Ese plan busca convertir a Brasil en un exportador principal de petróleo, accediendo al crudo que se encuentra en las profundidades debajo del lecho marino, en una región conocida como subsal.

Al precio de cierre del jueves para las acciones, la compañía recaudaría 67.800 millones de reales (US$39.200 millones) con la venta de acciones comunes y otros 43.800 millones de reales (US$25.400 millones) por las preferenciales.

Petrobras enfrenta el escepticismo de los inversores, que han cuestionado el alto precio de las reservas de petróleo a ser usadas en el acuerdo de intercambio de petróleo por acciones con el estado.

El mercados teme que Petrobras esté pagando demasiado por los activos y como consecuencia diluyendo el valor de las acciones.

Bajo los términos del canje, Petrobras acordó intercambiar parte de las acciones a ser emitidas por derechos de explotación de 5.000 millones de barriles de petróleo a un precio de US$8,51 por barril.

Ese valor está bastante más arriba que los US$5 o US$6 por barril que los mercados veían como un valor justo.

Líderes del gobierno también han dicho que planean aumentar la participación estatal en la compañía a cerca de un 40%, desde el nivel actual cercano al 30%, lo que ha dejado nerviosos a algunos inversores respecto a una mayor influencia del estado en la firma.

Analistas dijeron que el gran tamaño del canje de petróleo por acciones frente a la venta total de títulos -autorizado por accionistas en hasta US$85.000 millones - muestra que el gobierno espera poder quedarse con un considerable número de papeles que no sean comprados por inversores privados.

Inversores. Algunos inversionistas sostienen que las preocupaciones respecto al plan de capitalización ya han sido incluidas en el precio de las acciones y que Petrobras aún representa una inversión atractiva, dada su acceso único a reservas de crudo en un mundo que sufre una caída en la oferta.

"Creo que la gente se va a sorprender por el número de inversionistas que van a suscribir" la oferta, dijo Marc Fogassa, socio de Hedgefort Capital Management, que posee acciones de Petrobras.

Tras meses de incertidumbre por el plan, que hizo caer las acciones de Petrobras hasta un 25% desde comienzos de año, los avances sobre la materia han estimulado a algunos accionistas.

"Lo peor ya está detrás nuestro", dijo Marcio Macedo, que supervisa cerca de US$40 millones en valores en Humaita Investimentos, en Sao Paulo. "El valor de las acciones ahora es atractivo", agregó.