Río de Janeiro. La petrolera estatal brasileña Petrobras se encaminaba este jueves a completar la mayor oferta de acciones en la historia de los mercados, una operación que podría sumar US$79.000 millones y llevar al país sudamericano a la elite de las finanzas globales.

Petrobras recibió más que suficiente interés de los inversionistas para vender todas las acciones en oferta, según dijeron a Reuters dos fuentes cercanas a la transacción, lo que allana el camino para un acuerdo exitoso.

Los escollos que amenazaron la operación este año debilitaron a las acciones de la firma, que perdió más de US$70.000 millones en valor de mercado.

Pero la oferta ayudará a recaudar los fondos que necesita la compañía para pagar por el mayor plan de exploración de crudo del mundo, que pretende convertir a Brasil en una potencia energética global.

"Quiten todos los elementos de incertidumbre y los mercados se sentirán más ligeros, por lo que una concreción exitosa del acuerdo será buena para todos", dijo Jorge Simino, que supervisa US$10.000 millones en activos para el fondo de pensiones de Sao Paulo Funcesp.

El gobierno brasileño usará las reservas de petróleo para comprar US$43.000 millones en nuevas acciones de Petrobras, mientras que accionistas minoritarios, entre ellos inversores institucionales y fondos de pensiones estatales comprarán acciones en efectivo por hasta US$36.000 millones.

El intercambio le dará a Petrobras 5.000 millones de barriles de petróleo en una de las áreas más prometedoras del mundo: las aguas en profundidad de la costa sur de Brasil, que se cree contienen más de 50.000 millones de barriles de crudo.

Algunos analistas se han quejado de que la transacción, que deja al gobierno participar en la oferta de acciones sin pagar efectivo, diluirá la participación de los accionistas privados porque el precio del crudo usado en el canje será muy alto.

Pero esos temores parecen haber cedido mientras los inversionistas se concentran en el acceso de la compañía a las vastas reservas y el casi monopolio en los mercados de combustible de rápido crecimiento de Brasil.

Las acciones preferenciales de la petrolera estatal brasileña Petrobras subían un 4,6%, con lo que ampliaban sus ganancias en el inicio de una masiva oferta de títulos.

La firma dijo que su directorio tendrá una reunión extraordinaria a las 22:00 GMT en Sao Paulo para aprobar el precio final de la oferta.

De ser exitoso, el acuerdo superará fácilmente la venta de acciones de la firma japonesa de telecomunicaciones NTT por US$36.800 millones en 1987 y la oferta pública inicial del Agricultural Bank of China por US$22.100 millones de comienzos de este año.

Atención Global. La operación empujaría a Brasil al frente de los mercados de capital global, en un momento en el que la industria financiera aún lucha para recuperarse completamente de la peor crisis económica en décadas.

Los inversores están dejando economías industrializadas y llegando a mercados emergentes como Brasil, donde una mezcla de estabilidad financiera y riqueza en recursos naturales ofrecen fabulosos retornos.

El año pasado se realizaron en Brasil dos de las mayores ofertas públicas iniciales a nivel mundial y una nueva ola de ofertas iniciales y ventas de acciones se espera tras el acuerdo de Petrobras.

La oferta de Petrobras, y la planificada revisión de la legislación que regula los temas del petróleo en Brasil para darle al gobierno un control mayor de las vastas reservas del país, son prioridad en la agenda mientras los brasileños se preparan para elegir nuevo presidente en octubre.

El popular presidente Luiz Inácio Lula da Silva, que deja el cargo el 1 de enero, ha promocionado personalmente la oferta para capitalizar a Petrobras, cuyo tamaño es motivo de orgullo para muchos brasileños.