Santiago. Fue en agosto cuando la empresa anglo-holandesa Shell, anunció que iniciaría la venta de activos en Chile. A penas partió el proceso, había nueve interesados en esta red de combustibles, considerada como el segundo actor en el mercado local, con 300 estaciones de servicio y el negocio industrial marino.

Este miércoles la lista se redujo a cuatro y, según consigna La Segunda, uno de los con más posibilidades sería el chileno Grupo Luksi, quien en 2008 estuvo en carrera por la venta de activos de Esso.

En la competencia también está la petrolera Petrobras. Si la brasileña lograra quedarse con esta operación, que movería entre US$300 millones y US$500 millones, sumaría 376 nuevas estaciones de servicio y aumentaría su participación de mercado a 41%.